Resultados del estudio VIHZOL presentados en la CROI | Fundación Lucha contra el Sida

Resultados del estudio VIHZOL presentados en la CROI

10/03/2014

La Dra. Eugènia Negredo, médica de la Unidad VIH y responsable de la línea de investigación sobre toxicidad de los antirretrovirales y nuevas estrategias de tratamiento, asistió la semana pasada a la CROI (Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections) en Boston, EEUU.

Es la primera autora de un póster que se presentó sobre los resultados del estudio VIHZOL, de la Fundación Lucha contra el Sida, en el que se comparaba la utilización de dos dosis diferentes de ácido zoledrónico en el tratamiento de la osteoporosis en personas VIH positivas.

La osteoporosis conlleva una disminución de la cantidad de minerales en los huesos, haciéndolos más quebradizos y susceptibles de fracturas. Cada vez más personas con VIH requieren tratamiento específico para esta patología, pero actualmente existen pocas recomendaciones terapéuticas estandarizadas para estos pacientes.

En la población general, un tipo de fármacos llamados bisfosfonatos se consideran el tratamiento más adecuado. Concretamente el ácido zoledrónico, se utiliza en mujeres post-menopáusicas, que frecuentemente presentan osteoporosis. El objetivo del estudio VIHZOL era evaluar la eficacia y la tolerabilidad de este fármaco en personas VIH mediante la comparación de dos pautas de administración: una vez al año, o una vez cada dos años.

Para ello, los participantes (personas con VIH y osteoporosis) se dividieron en tres grupos: los que recibirían una dosis cada año de ácido zoledrónico, los que la recibirían cada dos años y los que harían de grupo control (no recibirían el fármaco). Al inicio del estudio, se realizó a todos los pacientes un análisis de sangre, ya que algunos marcadores analíticos son de utilidad para controlar la actividad ósea. También se les realizó una densitometría ósea (DEXA); esta prueba sirve para medir la densidad de los huesos. Todos los participantes recibieron consejo dietético para combatir la osteoporosis, pero sólo se administró ácido zoledrónico a los dos primeros grupos (todos excepto el grupo control). Al cabo de un año, tras realizar de nuevo los análisis y las DEXAS a todos los participantes, sólo la mitad de los pacientes que habían recibido la primera dosis de ácido zoledrónico recibieron una segunda. Un año más tarde, el estudio se da por finalizado tras volver a realizar los controles a todos los participantes (análisis y DEXA).

Tras comparar los resultados obtenidos, se llega a la conclusión de que la utilización del ácido zoledrónico cada dos años presenta los mismos beneficios que la administración anual. Siempre es recomendable utilizar la menor dosis de fármaco posible para obtener el efecto terapéutico deseado, ya que se evitan toxicidades y se reducen los costes.

Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.