Mantener una cantidad baja de VIH en el líquido cerebroespinal es posible con monoterapia | Fundación Lucha contra el Sida

Mantener una cantidad baja de VIH en el líquido cerebroespinal es posible con monoterapia

02/08/2013

La terapia antirretroviral estándar se basa en la combinación de un mínimo de tres fármacos, que incluye dos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos a nucleósidos/nucleótidos (conocidos por sus siglas en inglés, NRTIs), más un tercer fármaco entre estas opciones:

  • un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo a nucleósidos/nucleótidos
  • un inhibidor de la proteasa potenciado (IP)
  • un inhibidor de la integrasa

Está demostrado que los NRTI pueden tener efectos secundarios negativos, como por ejemplo toxicidad renal u ósea. Por eso hay que investigar estrategias terapéuticas que eviten una exposición prolongada a esta familia de fármacos. En este contexto, la monoterapia con IPs (inhibidores de la proteasa) parece una estrategia especialmente atractiva: las guías clínicas la recomiendan en casos de toxicidad o intolerancia relacionadas a NRTIs y, además, este tratamiento más simple puede mejorar la adherencia, reducir costes y mantener futuras opciones terapéuticas.

Sin embargo, todavía hay preguntas sin resolver. Una de las preocupaciones que rodean la monoterapia es saber si permite el control de la replicación viral en diferentes reservorios, particularmente en el líquido cerebroespinal. El líquido cerebroespinal (LCE) es un fluido de color transparente, que baña el cerebro y la médula espinal. Tiene tres funciones vitales muy importantes:

  1. Mantener flotante el cerebro, actuando como colchón o amortiguador en el cráneo en caso de recibir un golpe.
  2. Hacer de vehículo para transportar los nutrientes al cerebro y eliminar los deshechos.
  3. Fluir entre el cráneo y la médula espinal para compensar los cambios en la cantidad de sangre dentro del cerebro, manteniendo una presión constante.

Varios autores han asociado la replicación viral en el LCE con un mayor riesgo de alteraciones neurocognitivas y han sugerido que la monoterapia con inhibidores de la proteasa podría no actuar de manera eficaz en esta área. El objetivo del estudio MONOKAL, realizado con la colaboración de expertos en VIH/sida de diversos centros y liderado por José Ramón Santos de la Fundación Lucha contra el Sida, era analizar la eficacia de la monoterapia con lopinavir/ritonavir (IPs) en el LCE y el funcionamiento neurocognitivo.

Se realizó un estudio en pacientes VIH que llevaran como mínimo 96 semanas (2 años aproximadamente) en tratamiento antirretroviral estable. Se incluyeron 17 personas en monoterapia con lopinavir/ritonavir y 17 personas con terapia antirretroviral estándar con tres fármacos, todos ellos en supresión de la carga viral.

Los resultados obtenidos, que se han publicado recientemente en la revista científica PlosOne, indican que la monoterapia con lopinavir / ritonavir parece segura para el funcionamiento del sistema nervioso central: la supresión del VIH en el líquido cerebroespinal y el estado neurocognitivo es similar en los dos grupos.

Ver el artículo completo (en Inglés)

Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.