Los alumnos de primaria de la escuela Horitzó hacen un donativo de 1.000 euros a la Fundación | Fundación Lucha contra el Sida

Los alumnos de primaria de la escuela Horitzó hacen un donativo de 1.000 euros a la Fundación

14/06/2021

La Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas y la escuela Horitzó de Barcelona han llevado a cabo un estudio piloto pionero en España para realizar cribajes periódicos de SARS-CoV-2 a la comunidad educativa. Mediante este estudio, que se enmarca en el proyecto educativo Escorat de asignaturas STEM (Science, Technology, Engineering y Maths) de la escuela, se realizaron cribajes periódicos en la escuela -alumnos a excepción del ciclo inicial, docentes y personal administrativo- por parte de la misma comunidad educativa.

 

Durante tres meses, un total de 163 personas (los y las alumnas, maestros y personal administrativo) se han sometido a tests semanales de SARS-CoV-2 mediante el uso de autotests rápidos de detección de antígenos con muestras nasales.

 

El proyecto Escorat nace de la colaboración entre la escuela Horitzó y la Fundación con el objetivo de diagnosticar la infección por SARS-CoV-2 en la escuela, evaluar la eficacia de los tests rápidos de detección de antígenos con auto-muestra nasal y evaluar la eficacia de los tests rápidos de detección de antígenos con muestra nasofaríngea. Además, cumple un objetivo pedagógico ya que cuenta con la implicación de los propios alumnos y profesorado en el proceso de cribaje.

 

Previamente al inicio del estudio, alumnos y maestros recibieron la formación y asesoramiento necesarios por parte de los profesionales de la Fundación con respecto al procedimiento de recogida y gestión de las muestras y la recopilación de los datos médicos, que realizarán ellos mismos. Todo el proceso de formación, asesoramiento y coordinación ha sido liderado por el doctor Boris Revollo, investigador principal del estudio piloto junto con el Presidente de la Fundación, el doctor Bonaventura Clotet.

 

Según el doctor Revollo, este estudio piloto permite "agilizar el diagnóstico y minimizar el tiempo de espera entre la presentación de síntomas y la cuarentena de grupo, evitar el tiempo de espera en casa con la alteración innecesaria del día a día de los alumnos y descongestionar los CAP, que sólo recibirán los casos que necesiten confirmación mediante PCR ".

 

Por su parte, el coinvestigador del estudio y director de la escuela Horitzó, Marc Oliveras, ha destacado que "el proyecto Escorat  ha permitido a nuestros alumnos experimentar en primera persona la realización de un estudio científico desde todas sus vertientes y concienciar a toda la comunidad educativa de la importancia de la prevención y la detección para luchar contra la pandemia de COVID-19 ".

 

Campaña de micro-mecenazgo

 

Como una parte más del proyecto de investigación, los alumnos que participan en el proyecto Escorat  pusieron en marcha una campaña de micro-mecenazgo con el objetivo de recaudar fondos para la adquisición de tests rápidos y todo el material necesario para llevar a cabo los cribados. Esta campaña ha conseguido recaudar 1.000 € que han entregado en forma de cheque al Dr. Clotet en su visita al hospital.

 

La importancia de los tests rápidos

 

El proyecto Escorat  enmarca en la apuesta estratégica de la Fundación para la investigación de herramientas de cribado masivo para luchar contra la COVID-19 en diferentes ámbitos. Los precedentes son el estudio Prima-CoV, que el pasado mes de diciembre demostró la eficacia de los tests rápidos en la sala Apolo de Barcelona, ​​y el concierto con 5.000 personas en el Palau Sant Jordi, en el que se sometió a test rápido de antígeno a todos los asistentes.

Imagen Carrousel: 
Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.