El impacto del tratamiento antirretroviral en el cerebro, a estudio | Fundación Lucha contra el Sida

El impacto del tratamiento antirretroviral en el cerebro, a estudio

03/08/2021

 

La Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas rebela un impacto del virus en el cerebro en aquellas personas que inician el tratamiento antirretroviral más tarde.

 

Jose A. Muñoz-Moreno, psicólogo de la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas ha liderado un trabajo en colaboración con otros centros de investigación que valora las alteraciones cognitivas en personas con infección por VIH.

 

Los inhibidores de la integrasa son un componente principal de la terapia antirretroviral actual, pero hay poco conocimiento sobre su impacto en la neurocognición y la neuroimagen.

 

Este ensayo observacional prospectivo evaluó los efectos de la terapia antirretroviral con inhibidores de la integrasa sobre diferentes parámetros cerebrales (cognitivos, funcionales y de neuroimagen) de acuerdo con el tiempo desde la adquisición del VIH-1. Los participantes fueron hombres con infección por VIH y que iniciaron el tratamiento antirretroviral antes de 3 meses desde la fecha estimada de adquisición de la infección, después de 6 meses, y un grupo control de hombres sin la infección. Las evaluaciones de estudio fueron antes del inicio de la terapia y 4 y 48 semanas después.

 

A nivel cognitivo no se apreciaron diferencias en función del tiempo de adquisición de la infección, si bien hubo una asociación entre más tiempo desde el momento de diagnóstico y un peor funcionamiento cognitivo. A la semana 48 no se encontraron diferencias.

 

A nivel funcional se detectó un peor estado en aquellos hombres con infección más reciente, principalmente a nivel de síntomas depresivos, de ansiedad i de estrés percibido. Al año estas alteraciones desaparecieron.

 

Y respecto a la imagen cerebral, al año después del inicio de la terapia se observó una zona cerebral inferior exclusivamente en aquellas personas que habían iniciado la terapia con más tiempo de infección. En hombres con infección reciente y sin VIH se vio una progresión también de esta zona, pero solo en aquellos que iniciaron la terapia más tarde la medida de esta zona fue significativamente inferior. Esta área se encuentra en la corteza cerebral orbitofrontal y está relacionada con procesos de toma de decisiones. Muñoz-Moreno explica: “El descubrimiento que hemos hecho es muy importante, ya que esta área se había especulado que podría estar alterada en personas con VIH, pero más de tipo crónico. Ahora, por primera vez, hemos capturado el inicio de este deterioro”: Y añade: “Es por eso que recomendamos que no se demore el inicio del tratamiento anti-VIH. Ya era importante hacer el tratamiento bien, pero ahora sabemos también que el momento de inicio puede tener un efecto en las posibles alteraciones cerebrales futuras".

Imagen Carrousel: 
Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.