La Fundación y BCN Checkpoint impulsan una campaña que recomienda a los hombres gais y otros HSH hacerse la prueba del VIH cada tres meses | Fundación Lucha contra el Sida

La Fundación y BCN Checkpoint impulsan una campaña que recomienda a los hombres gais y otros HSH hacerse la prueba del VIH cada tres meses

02/07/2014

Desde la aparición de los primeros casos de VIH a principios de los años 80, la situación ha mejorado en muchos aspectos, sobre todo en la importante disminución de la mortalidad debida al sida. Sin embargo, no se puede decir que la epidemia esté controlada: la cantidad de nuevas infecciones se mantiene a nivel mundial y ha aumentado en muchos países entre los colectivos más vulnerables.

Se está observando que el número de nuevas infecciones por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) ha aumentado significativamente entre los hombres gais y otros HSH. Según el informe SIVES del 2012, el número de diagnósticos de VIH entre HSH en Cataluña ha incrementado anualmente un 7,6% entre 2001 y 2011. De hecho, este grupo de población aglutina más del 61% de los nuevos diagnósticos en Cataluña y llega hasta el 81% entre los residentes en la ciudad de Barcelona. Sólo en el centro BCN Checkpoint se diagnostican entre 3 y 4 nuevos casos cada semana, y los datos de la cohorte de seguimiento ITACA, que se lleva a cabo en este mismo centro, muestran que la incidencia en este colectivo es del 2,4% (personas/año). En la población general la incidencia de la infección es del 0,02% (personas/año).

Estos datos indican claramente que se requiere una intervención rápida y eficaz. Si no conseguimos frenar el aumento de nuevos casos de VIH en este grupo de población, en 10 años podríamos encontrarnos con una alarmante situación en la que más del 40% de los HSH en la franja de edad de 40 a 50 años vivirían con el VIH, tal como demuestra un estudio realizado en Estados Unidos, donde la situación es similar a la nuestra.

Existen varios factores que explican esta elevada incidencia respecto a la que se da entre la población general. Aunque entre la población de HSH la percepción de riesgo es elevada y la prueba del VIH se realiza con cierta frecuencia, se dan factores biológicos, estructurales, territoriales y conductuales, además de una elevada prevalencia de otras ITS asintomáticas, que explican los motivos por los que la incidencia en este colectivo es tan elevada y porque las cifras aumentan año tras año. "Cuando la incidencia es tan elevada, la posibilidad de infectarse con el VIH no depende sólo de las conductas de cada persona; incluso personas que arriesgan muy poco pueden acabar infectándose por la alta probabilidad que existe. Uno o dos deslices pueden tener consecuencias devastadoras", explica Ferran Pujol, director del BCN Checkpoint.

Aunque hay que seguir insistiendo en la utilización del preservativo, se deben sumar otras estrategias preventivas para ganar efectividad poniendo énfasis en la detección y tratamiento precoz. La mayoría de las nuevas infecciones se producen por relaciones sexuales con personas que se han infectado recientemente y que aún no han sido diagnosticadas ni se encuentran en tratamiento antirretroviral. "En las primeras semanas de infección es cuando la concentración de VIH en la sangre es más elevada; en estas personas con una infección reciente, las posibilidades de transmitir el virus aumentan mucho", explica el Dr.. Pep Coll, médico e investigador de la Fundación Lucha contra el Sida. Por otra parte, estudios recientes indican que, cuando una persona con VIH tiene una carga viral indetectable gracias al tratamiento, la posibilidad de que infecte a otra persona es muy baja, prácticamente cero. "Además, un diagnóstico precoz conlleva importantes ventajas para la persona, evitando que su sistema inmunitario llegue a un grado de deterioro que ponga su vida en peligro", añade el Dr. Coll.

Es fundamental, pues, insistir en la importancia de la detección precoz, especialmente en la fase inicial de la infección. Con este objetivo, BCN Checkpoint pone en marcha, con la colaboración de la Fundación Lucha contra el Sida, una campaña para fomentar la realización sistemática en los HSH de la prueba del VIH cada tres meses. Ferran Pujol recalca que "el 65% de los nuevos casos que detectamos son infecciones recientes, de menos de seis meses de antigüedad. Los efectos de incrementar la frecuencia de la prueba en el colectivo HSH deben hacer bajar estas cifras". Aparte del VIH y la sífilis, BCN Checkpoint también tiene previsto implementar en los próximos meses cribados de otras ITS como la gonorrea y la clamidia, que han experimentado un repunte en los últimos años y son indicativas de un mayor riesgo de infección por el VIH.

IMATGES DE LA CAMPANYA (CATALÀ)

IMÁGENES DE LA CAMPAÑA (CASTELLANO)
 

º

Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.