Comparación de dos estrategias de monoterapia | Fundación Lucha contra el Sida

Comparación de dos estrategias de monoterapia

04/07/2013

José Ramón Santos, médico de la Fundación Lucha contra el Sida, es el autor de una comunicación aceptada por el 7º congreso de la IAS (International AIDS Society) sobre patogénesis, tratamiento y prevención del VIH, uno de los más importantes del mundo en este campo. El congreso se ha celebrado en Kuala Lumpur, Malasia, del 30 de junio al 3 de julio de 2013.

Los tratamientos en monoterapia (un solo fármaco activo contra el VIH) basados en las combinaciones darunavir/ritonavir (DRV/r) o lopinavir/ritonavir (LPV/r) han demostrado ser eficaces en pacientes con supresión virológica sostenida, es decir, en personas que, gracias a los antirretrovirales, mantienen el VIH indetectable en la sangre. Sin embargo, hasta ahora no se habían realizado estudios comparativos entre estas dos opciones de tratamiento.

El objetivo del estudio, liderado por el Dr. Santos, y cuyos resultados se han presentado en el citado congreso, era evaluar la eficacia y seguridad de la monoterapia con DRV/r (800/100 mg) comparándola con LPV/r (400/100 mg). Para ello, 73 participantes cambiaron sus regímenes de tres pastillas al día por DRV/r (40 personas) y LPV/r (33 personas) una sola vez al día. Los dos grupos se formaron de manera aleatoria.

Según los resultados obtenidos, se llegó a la conclusión de que no existen diferencias significativas entre estas do opciones de monoterapia, aunque los trastornos gastrointestinales que condujeron a la interrupción del tratamiento fueron significativamente más frecuentes con LPV/r. El estudio, que debía evaluar a los pacientes durante 48 semanas, se detuvo antes de tiempo por falta de más participantes elegibles. Por tanto, y a pesar de la fiabilidad de los resultados obtenidos, convendría demostrar la no inferioridad de la eficacia de estas dos estrategias con monoterapia mediante más ensayos clínicos.

  • La monoterapia: simplificación del tratamiento

Actualmente, la infección por el VIH conlleva tener que seguir una terapia con antirretrovirales durante toda la vida y es vital que, desde el primer momento, el paciente tenga una buena adherencia al tratamiento. Las personas que no lo siguen correctamente tienen más riesgo de sufrir un aumento de su carga viral (cantidad de virus VIH en sangre) y de que su infección progrese. En la última década se ha avanzado mucho en cuanto a la simplificación del tratamiento antirretroviral. Las reducciones en el número de tomas diarias y de píldoras a tomar, las dosificaciones una sola vez al día y la reducción de los efectos tóxicos de los fármacos entre otras mejoras, han facilitado de manera radical la adherencia al tratamiento.

Los regímenes o pautas de una sola pastilla, una sola vez al día, representan el máximo nivel de simplificación logrado con respecto a la terapia antirretroviral. Este tipo de tratamiento incluye fármacos con una farmacocinética favorable (larga duración del efecto y una buena relación entre los niveles en sangre del medicamento y sus efectos terapéuticos) que permite administrarlos sólo una vez al día sin necesidad de ajustarse la dosis y sin toxicidades adicionales.

La monoterapia con inhibidores de la proteasa (uno de los componentes del VIH) potenciados con otros fármacos, como tratamiento simplificado, ha ganado interés en los últimos años. Adicionalmente, la monoterapia con estos medicamentos podría disminuir el coste y garantizar futuras opciones de tratamiento.
 

 

Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.