Información básica | Fundación Lucha contra el Sida
 

El VIH Y el Sida

No es lo mismo estar infectado por el VIH que tener el sida.

 
 

Vías de transmisión

Existen tres mecanismos de transmisión

 
 

Prevención

Maneras de prevenir la transmisión del VIH

Utilizar preservativo en todas las relaciones sexuales para evitar la transmisión del VIH o de otras infecciones de transmisión sexual.

No compartir ningún tipo de jeringuilla o aguja y extremar la precaución si existen heridas, hemorragias o cualquier otro corte que pueda sangrar.

 

Las mujeres infectadas con VIH que deseen quedarse embarazadas, han de considerar el riesgo del embarazo y empezar tratamiento antiretroviral si no lo estaban tomando.

Profilaxis post exposición (PEP) hace referencia a la toma de antirretrovirales inmediatamente después de haberse expuesto al VIH para evitar una infección. También se está investigando la profilaxis pre-exposición (PrEP), que ya ha sido aceptada en algunos países y que podría ser indicada en poblaciones de mayor riesgo.

 

Para evitar nuevas infecciones son vitales la detección precoz y el seguimiento del tratamiento antirretroviral prescrito. Con el tratamiento, el VIH puede llegar a niveles indetectables en sangre: el sistema inmunológico se recupera y se reducen las posibilidades de transmisión.

 
 

El VIH/SIDA en datos

 
 
 
 

Se calcula que el VIH afecta a más de 35 millones de personas en todo el mundo.
Sólo un 37% de ellas recibe tratamiento antirretroviral.

 
 

En 2013 se notificaron 2,1 millones de nuevas infecciones: cada 15 segundos se produce una nueva infección.

 
 

En nuestro país, se calcula que un 30% de las personas que tienen el VIH no lo saben.

 
 
 

Desde el inicio de la pandemia, 39 millones de personas han muerto a causa del sida en todo el mundo.

 

17,8 millones de niños han perdido uno o ambos padres a causa del sida.

 

El número de diagnósticos de casos de sida desciende año tras año en los países en que existe un buen acceso al tratamiento antirretroviral.

 
 
 
 

El tratamiento

 
 
 
  • La variabilidad y capacidad de mutación del VIH hace que podamos infectarnos con virus especialmente agresivos y resistentes al tratamiento.

  • Los fármacos pueden tener efectos secundarios adversos.