Ser madre cuando tienes el VIH | Fundación Lucha contra el Sida

Ser madre cuando tienes el VIH

03/05/2019
  • Los avances médicos han permitido que las personas con VIH puedan tener hijos sanos siempre que sigan el tratamiento correctamente y tengan los niveles de virus indetectables.
  • Es conveniente la planificación del embarazo para seguir diferentes estrategias, según si es ella, él o los dos quienes tienen el VIH.
  • La Fundación Lucha contra el Sida ha ayudado a 40 parejas a tener hijos en los últimos diez años.

 

De los 35 millones de adultos con el VIH a nivel mundial, unos 15 millones son mujeres en edad fértil y que, por tanto, están en situación de poder quedarse embarazadas. Gracias a los fármacos antirretrovirales, lo que hace un tiempo era una utopía hoy es una realidad y las mujeres seropositivas pueden tener hijos libres de la infección por el VIH.


Mientras que en ausencia de cualquier control la tasa de transmisión vertical (entre la madre y el bebé) oscila entre el 15% y el 45%, con un adecuado asesoramiento médico durante el embarazo, el parto y la lactancia, esta tasa es actualmente inferior al 2%. Esto se ha conseguido gracias a diferentes intervenciones que incluyen el tratamiento antirretroviral para la madre, la administración de medicación para el bebé durante las primeras semanas de vida, la realización de cesáreas programadas o la lactancia artificial.


"En el caso de personas con VIH, es conveniente una planificación cuidadosa del embarazo" asegura José Moltó, médico e investigador de la Fundación Lucha contra el Sida. Y sigue: "Es importante adaptar el tratamiento a cada mujer y en cada situación: la que quiere quedarse embarazada, la que acaba de saber que lo está o la que dará a luz en pocas semanas, con el objetivo de asegurar la máxima eficacia del tratamiento y evitar posibles efectos no deseados en el recién nacido". La aproximación elegida varía según la situación de la mujer respecto al VIH, y necesita de una atención interdisciplinaria incluyendo médicos especialistas en VIH, ginecólogos, obstetras y pediatras.


Además de la transmisión vertical, en el caso de parejas discordantes (cuando uno tiene el VIH y el otro no), puede existir riesgo de infectar a la pareja mientras se busca el embarazo. Para evitar la transmisión sexual del VIH, es de gran importancia mantener la carga viral del virus indetectable en la sangre mediante el tratamiento. Diferentes estudios muestran que, en situación de indetectabilidad el riesgo de transmisión sexual del VIH es prácticamente nulo.
 

En caso de que sea el padre quien no tenga el virus controlado y se quieran tener hijos biológicos igualmente, también hay maneras de evitar que el VIH pase a la pareja. Un procedimiento muy utilizado es el lavado de esperma, en el que una máquina separa el líquido seminal, que es lo que puede transportar el virus, de los espermatozoides. Otra posibilidad para evitar la infección durante la búsqueda del embarazo es que la mujer tome medicación antirretroviral de manera preventiva, un tratamiento llamado profilaxis pre-exposición (PREP).

 

Grandes diferencias entre paises

Pese a que en los países desarrollados existen medidas que minimizan el riesgo de la transmisión del virus de madre a hijo prácticamente a cero, esta situación cambia en otros lugares del mundo. Si tomamos como ejemplo Mozambique, uno de los países más afectados por el VIH del planeta, y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 85 niños se infectan a través de esta vía cada día.

 

A este dato se le debe sumar que en este país hay unos 610.000 huérfanos del sida, muchos de ellos infectados por el VIH. Estos niños, que se ven ante la necesidad de tomar medicación a diario y de por vida, en muchos casos terminan abandonando la terapia, lo que causa la progresión de la enfermedad y la muerte en última instancia.

 

Según datos del Hospital Carmelo, centro con quien colabora la Fundación Lucha contra el Sida y hospital de referencia para el manejo de los pacientes infectados por el VIH y tuberculosis en una de las zonas más castigadas por el sida en Mozambique, entre el 5 y el 7% de los niños nacidos de madres con VIH nacen también con el virus. Hay que tener en cuenta que se trata de datos pendientes de validación y que el porcentaje podría ser más alto: la asistencia a las consultas prenatales es muy baja y algunas mujeres no dan a luz en el hospital, lo que dificulta saber con certeza si se ha producido o no la transmisión del VIH.

: Divulgación
: Datos
Envía tu comentario
CAPTCHA
Aquesta pregunta és per comprovar si vostè és un visitant humà i prevenir enviaments d'spam automatitzat.